La Comunitat Valenciana finaliza 2019 con un descenso del 25% en el número de fallecidos en accidentes de tráfico

02-01-2020

  • 2019 se cierra con 99 fallecidos en accidente en las carreteras de la Comunitat Valenciana, 33 víctimas mortales menos que en 2018

  • En la provincia de Valencia,  el año se ha cerrado con 41 fallecidos (22 menos que en 2018); en la de Castellón ha habido 15 víctimas mortales (14 menos que en 2018), y en Alicante, 43 (3 más que en 2018)

  • El delegado del Gobierno destaca la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado e  insiste en que “no hay que bajar la guardia y seguir trabajando hasta reducir a 0 el número de fallecidos y accidentes”

En 2019 han fallecido en las vías interurbanas de la Comunitat Valenciana 99 personas, 33 menos que en 2018, lo que representa un descenso del 25%. La reducción también se ha producido en el número de accidentes mortales: 92 siniestros en 2019 frente a los 125 registrados en 2018 (-26,4%). Con estos datos, la Comunitat Valenciana lidera el descenso en el número de fallecidos en accidentes de tráfico en España.

En estos 12 meses, en la provincia de Valencia ha habido 41 víctimas mortales (22 menos que en 2018) y 40 accidentes mortales (20 menos que en 2018); en la provincia de Castellón se han registrado 15 fallecidos (14 menos que el año anterior) y 12 accidentes mortales en 2019 (16 menos que el año anterior); y en Alicante, se han producido 40 accidentes mortales con 43 víctimas (3 accidentes y 3 fallecidos más que en 2018).

Para el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, “los resultados obtenidos este último año nos muestran que se está en el buen camino aunque queda mucho por hacer hasta reducir a cero el número de fallecidos y accidentes”. Fulgencio ha  agradecido “la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en especial al sector de Tráfico de la Guardia Civil, y también a los conductores, por estos resultados” y ha puesto en valor algunas de las actuaciones llevadas a cabo por el Gobierno como, entre otras cosas, la reducción de la velocidad en las carreteras secundarias de doble sentido.