La intervención del helicóptero de la Guardia Civil no estaba programada en las tareas de búsqueda en la mañana que viajó el presidente Pedro Sánchez a Mallorca

26-01-2020

 

  • En la programación del operativo de búsqueda realizada el día anterior no se contaba inicialmente con este recurso. Se contemplaba atacar el torrente de na Mora y sus cavidades contiguas con efectivos de GREIM, SEMAR y GEAS, como objetivo de la búsqueda.

Palma, 26 de enero de 2020. En la mañana de la visita del presidente Pedro Sánchez a Mallorca el jueves 23 de enero, no estaba programada la participación del helicóptero de la Guardia Civil en los dispositivos de búsqueda de los tres desaparecidos en Mallorca y Eivissa a causa de la borrasca Gloria. En la programación del operativo de búsqueda que se realizó la tarde del miércoles 22, antes de conocer la visita del presidente del Gobierno, se contemplaba atacar el torrente de na Mora y litoral contiguo con efectivos del GREIM (Grupo de Rescate e Intervención en Montaña), SEMAR (Servicio Marítimo) y GEAS (Grupo de Actividades Subacuáticas). En ese momento, las tareas de búsqueda se estaban realizando por agua y tierra ya que el operativo estaba centrado en el cauce del torrente, los barrancos y las cuevas y oquedades de la desembocadura del torrente de na Mora, donde desapareció David Cabrera. Estas son las zonas que se consideraron más sensibles para realizar la búsqueda.

Desde el primer momento que se tuvo conocimiento de la desaparición de esta persona la tarde del lunes 20, la Guardia Civil puso en marcha el operativo de búsqueda, unas labores que se vieron dificultadas por las condiciones meteorológicas, la falta de luz y la orografía del terreno. A pesar de ello, se llevaron a cabo las primeras actuaciones más urgentes hasta la madrugada del día 21 por especialistas del GREIM y Bomberos del Consell de Mallorca en la propia zona de la desaparición. También han participado efectivos de Protección Civil, Emergencias, Bomberos, Sasemar, y voluntarios.

La visita del presidente Sánchez a las zonas afectadas, que se extendió ayer por la Comunidad Valenciana, Murcia y Aragón son una muestra del compromiso que tiene el Gobierno en la lucha contra los efectos de las repetidas catástrofes ambientales que está sufriendo nuestro país. También representan una demostración de solidaridad con las víctimas y sus familias, y de apoyo y agradecimiento total a los cuerpos que participan en los trabajos para paliar los daños humanos y materiales provocados por el temporal. En la organización de este tipo de visitas se persigue de manera prioritaria no poner en peligro la vida de ninguna persona y no interferir en los trabajos de rescate.