Presentación del sello que Correos dedica al oficio minero.

24-10-2019

Banner del portal de transparencia

La delegada del Gobierno, Delia Losa, ha asistido en el Pozo Sotón, en San Martín del rey Aurelio, a la presentación de una tirada de sellos dedicada al oficio minero. El sello se edita con una tirada de 210.000 ejemplares con un valor de 3,50 euros cada uno. Se trata de un pliego Premium impreso con carboncillo, en clara alusión al carbón y el motivo principal del sello es el rostro de perfil de un minero ataviado con los elementos más significativos de esta profesión: el casco, lámpara y pico. El castillete del pozo de Santa Bárbara, situado en el valle de Turón, en el municipio de Mieres, completa el diseño. El Pozo Santa Bárbara, en Turón, Mieres, es Bien de interés cultural desde el 29 de octubre de 2009 y constituye uno de los símbolos más representativos de la minería española.

Intervención de la Delegada del Gobierno en el acto:

Gracias por invitarme a este acto que sirve para valorar algo tan auténtico como un sello. En estos tiempos en los que casi todo lo resolvemos a través de correos electrónicos y trámites digitales, me parece encomiable el esfuerzo que hace Correos por mantenerse como una Sociedad Estatal pujante. Con más de 52.000 trabajadores, y con una Oferta Pública de Empleo ya aprobada para incorporar a 4.000 personas más, siempre ha realizado un gran servicio público.

Además de diversificar su negocio para hacer frente a los retos del siglo 21, dedica especial atención a actos como el que nos reúne aquí hoy. La presentación de un sello que es una obra de artesanía y que además sirve para rendir homenaje a la minería de carbón.

Me van a permitir que les comente el ataque de nostalgia que me entró al ver la imagen del sello que hoy aquí presentamos. Soy de Mieres, nací y crecí en una de las cuencas mineras, y eso, como comprenderán quienes comparten orígenes conmigo, influye en el carácter de una persona. Me marcó escuchar cada día las sirenas del Pozu Batán, vivir junto a una línea de ferrocarril por la que se transportaba carbón, ver cómo durante los años del franquismo cada 1 de mayo los mineros salían a la calle para defender sus derechos con el mismo coraje con el que bajaban al pozo a trabajar. Quienes nos criamos en las comarcas mineras somos gente luchadora por naturaleza, lo llevamos en nuestro ADN. Y lo somos con una gran solidaridad y un gran compañerismo.

Por eso me gustaría que este sello que hoy presentamos sirva de recordatorio de todo ese esfuerzo que nos representa como comunidad. Que quien lo vea, en cualquier punto del mundo, recuerde que somos lo que somos porque fuimos lo que fuimos. Que la minería fue el motor de la Asturias industrial que hoy conocemos.

Y si hablamos de espíritu minero, no hay duda de que Hunosa se ha convertido en baluarte. La empresa pública que ya tiene 52 años es un ejemplo en la transición de la minería a las energías renovables, con pioneras iniciativas en geotermia o biomasa, manteniendo la explotación de carbón y sin dejar de lado la restauración medioambiental.

Gracias, Hunosa, por acogernos hoy aquí, en el Pozo Sotón, que también es ejemplo de las posibilidades que nuestro patrimonio industrial tiene también desde el punto de vista cultural y turístico.

Nada más. Me despido animándoos a que os hagáis con al menos dos copias de los sellos que hoy presentamos. Uno, para que lo conservéis de recuerdo, y el otro para que lo uséis. Escribid una carta, seguro que la mayoría hace tiempo que no lo hacéis, y pegad el sello en el sobre. Seguro que a quien se la enviéis sabrá apreciar el enorme valor que tiene esa estampa.

Gracias.