La Guardia Civil desmantela en Alcuéscar la mayor plantación de marihuana de Extremadura


• Han sido aprehendidas cerca de 22.000 plantas de Cannabis Sátiva (marihuana) y 281 kilogramos de cogollos de marihuana

• De haber sido puesta la droga en el mercado, habría reportado a los detenidos unos beneficios económicos superiores a los 14 millones de euros

• La Guardia Civil ha detenido a 10 personas por Tráfico de Drogas, nueve de nacionalidad albanesa, y un ciudadano español detenido, además, por los delitos de Trata de Seres Humanos y Contra los Derechos de los Trabajadores

03-09-2019

Imagen de a operación

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo ROCA de la Comandancia de Cáceres, han desmantelado la que es la mayor plantación de marihuana hallada en Extremadura hasta la fecha. Se encontraba oculta en una finca de la localidad de Alcuéscar (Cáceres), y en ella han sido intervenidas cerca de 22.000 plantas de Cannabis Sátiva (marihuana), 281 kilogramos de cogollos, y abundante material para su cultivo, recolección y secado. La Guardia Civil ha detenido a 10 personas, 9 de nacionalidad albanesa, por un Delito de Tráfico de Drogas, y un español, además, por los delitos de Trata de Seres Humanos y Contra los Derechos de los Trabajadores.

 

LOS HECHOS:

La actuación, enmarcada dentro de las actividades que desarrolla la Guardia Civil en la lucha contra el cultivo, elaboración y distribución de estupefacientes, tuvo lugar el pasado día 28 de agosto de 2019, cuando agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo ROCA de Cáceres, culminaron la que ha sido denominada como Operación “Centinela Verde”, con la localización de la que, hasta ahora, es la mayor plantación de marihuana hallada en Extremadura y una de las mayores de España.

La investigación se inició, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de la existencia de un posible cultivo de marihuana “outdoor” en el interior de una finca del término municipal de Alcuéscar (Cáceres).

Los agentes del Equipo ROCA, realizaron así distintas diligencias de investigación, entre ellas numerosas inspecciones de caminos y fincas, lo que les permitió averiguar la concreta zona en la que pudiera estar realizándose el cultivo de las plantas.

El pasado día 28 de agosto, la Guardia Civil llevó a cabo la fase de

explotación de la operación, localizando una plantación de marihuana con cerca de 22.000 plantas, y en ella a 9 hombres de nacionalidad albanesa, que en ese momento se encontraban trabajando en la finca realizando labores de cultivo y recolección de las plantas, así como de secado, tratamiento y envasado de los cogollos para su posterior venta, hechos por los que los agentes procedieron a su detención como supuestos autores de un Delito Contra la Salud Pública (Cultivo de marihuana).

La plantación se encontraba oculta en el interior de una finca, en una zona abrupta y de difícil acceso, pero contaba con todo lo necesario para llevar a cabo el cultivo, recolección, secado y tratamiento de la droga para su posterior venta, entre ello un sofisticado sistema de riego, para lo que habían fabricado en la finca una balsa de agua de grandes dimensiones.

Los agentes observaron, además, que los nueve hombres permanecían, prácticamente las 24 horas del día, en el interior de la finca, durmiendo en tiendas de campañas y colchones que habían colocado en distintos puntos del perímetro de la plantación, lo que les permitía tener el control sobre el cultivo y evitar ser vistos por la zona, observando, además, que guardaban su comida y enseres personales en bolsas de plástico, y que vivían en pésimas condiciones de higiene y salubridad.

Tras la detención de estas nueve personas, los agentes procedieron a la localización y posterior detención del responsable de la finca, tratándose de un hombre de nacionalidad española, vecino de Arroyomolinos (Cáceres), a quien los agentes detuvieron, además de por un Delito de Tráfico de Drogas (cultivo de marihuana), por los delitos de Trata de Seres Humanos y Contra los Derechos de los Trabajadores, al mantener en la finca a nueve personas, en situación irregular y, en pésimas condiciones de higiene y salubridad.

Con esta operación, llevada a cabo por la Guardia Civil, se ha conseguido desmantelar un importante punto de cultivo y elaboración de drogas, en la que supone la mayor incautación de marihuana llevada a cabo hasta la fecha en Extremadura, y cuyo beneficio económico, de haber sido puesta la droga en el mercado, habría alcanzado una cantidad superior a los 14 millones de euros.

Finalmente, las diligencias instruidas, junto con los detenidos, la droga y demás efectos intervenidos, fueron puestas a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 3 de Cáceres, quien acordó la retirada del pasaporte de los 9 detenidos albaneses, y la comparecencia judicial quincenal para todos ellos, a la espera de juicio.

Las actuaciones siguen abiertas y no se descartan nuevas detenciones.