La delegada anuncia la unificación del cuerpo de inspectores veterinarios del puerto de Valencia para agilizar trámites

11-04-2013

Banner del portal de transparencia

Almuerzo-coloquio Propeller Club de Valencia

La delegada anuncia la unificación del cuerpo de inspectores veterinarios del puerto de Valencia para agilizar trámites


• A finales de mes se contará con 14 inspectores que podrán atender indistintamente las solicitudes de Sanidad Exterior y Sanidad Animal
• El puerto de Valencia es el primero de España que contará con esta polivalencia de los inspectores

 

 

La delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, ha anunciado que la Comunitat Valenciana será la primera en unificar el cuerpo de veterinarios que atiende las solicitudes de Sanidad Exterior y Sanidad Animal y se pondrá en marcha en el puerto de Valencia a finales de este mes. El cuerpo contará con 14 inspectores que podrán atender indistintamente las dos áreas.

De esta manera, según ha dicho la delegada “se aprovecharán mejor los recursos humanos disponibles y se dará una respuesta más inmediata y ágil”.

Sánchez de León que ha realizado estas declaraciones en el almuerzo-coloquio celebrado por el Propeller Club de Valencia, ha indicado también que “la garantía de la agilidad del trámite actuará como elemento de fidelización de los operadores”.

Con todo, “esta iniciativa -ha añadido la delegada- forma parte de otra de mayor calado que incrementaría la competitividad del puerto”. De hecho el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas “está estudiando la propuesta surgida de la Comunitat Valenciana para la creación de una ventanilla única para los trámites de importación/exportación”.

Sánchez de León ha indicado que la unificación de la tramitación de los diferentes servicios de inspección que, con sus respectivas solicitudes, pueden actuar a día de hoy sobre una misma mercancía, “permitirá ganar en esa agilidad tan necesaria para el puerto y los operadores económicos”. En este sentido, la delegada ha subrayado que “no podemos permitirnos, y ahora menos que nunca, que la grasa de la burocracia motive que se deriven mercancías a otro enclave”.

La propuesta de la Comunitat Valenciana consiste en que una única solicitud baste para iniciar las distintas inspecciones, que se realiza en un único puesto fronterizo. A continuación se pasarían todas las inspecciones pertinentes, “pero el trámite se iniciaría con un solo documento, con lo que ganaríamos en agilidad”, ha resaltado la delegada.

Sánchez de León ha recordado que la Delegación del Gobierno “trabaja continuamente en esa línea de mejoras” ya que se ocupa de un “material muy sensible: el control y la seguridad” de todas aquellas mercancías que entran a Europa por Valencia, y de aquellas que salen desde Valencia a terceros países.

“Garantizar, como hacemos, que los controles en frontera sean los adecuados, es garantizar la seguridad de nuestros sectores productivos”, según ha manifestado la delegada. En este sentido ha recordado que el sector agroalimentario representa el 4,4% del PIB de la Comunitat Valenciana y el año pasado incrementó sus exportaciones en más de un 12%.

Por todo ello, ha indicado que los controles “deben ser, una garantía de competitividad pero nunca un obstáculo”. Así cualquier actuación puesta en marcha para “aligerar la carga de trámites será un motivo más para tener garantizada una salida del producto tan segura como ágil”.


Corredor Mediterráneo: apuesta inequívoca y firme

La delegada también se ha referido a las conexiones del puerto de Valenciana con el exterior y en este sentido ha destacado que “la apuesta del Gobierno por el Corredor Mediterráneo es inequívoca, firme y reflejo de la confianza del Ejecutivo en el despliegue de potencial que permitirá esta infraestructura”. El Corredor Mediterráneo es “la respuesta que permitirá asegurar una base firme para seguir proyectando el potencial del puerto”, ha manifestado Sánchez de León.
La delegada ha indicado también que comparte “la necesidad de que la llegada a los distintos puertos que ha de unir sea lo más simultánea posible”. “Olvidarse de esta circunstancia -ha señalado- podría provocar desequilibrios indeseables en la competitividad del puerto de Valencia”.


Potencial de la dársena

Paula Sánchez de León ha indicado además que la cesión por parte del Gobierno de la dársena al Ayuntamiento de Valencia “ha abierto una nueva etapa que despejar también la incógnita financiera” puesto que “los inversores ya disponen de ese escenario claro y concreto donde generar riqueza”.

El Consorcio de la Marina Real Juan Carlos I, según ha señalado, dispone ahora de un espacio concreto en el que desarrollar el plan de usos que “hará de la marina un nuevo y esperanzador polo de crecimiento”.

Tras la ampliación, el puerto de Valencia supondrá el 2,84% del PIB valenciano y generará cerca de 38.000 empleos directos e indirectos. Por ello, ha dicho Sánchez de León “lo que sucede en la instalación portuaria es algo que tiene un enorme impacto en el conjunto de toda la economía de nuestra comunidad y de España” y en “las aspiraciones” de una autonomía “que quiere continuar aportando esfuerzo, sumando riqueza y generando expectativas de crecimiento”.