La Guardia Civil detiene a nueve miembros de una banda organizada para la comisión de asaltos a turistas en la vía pública de Cala Millor

Se trata de nueve jóvenes residentes en el núcleo turístico que asaltaron a dos parejas de turistas y a un tercero empleando gran violencia para cometer los robos / La colaboración de las policías locales de los municipios limítrofes ha sido fundamental para el desarrollo de la investigación

13-07-2015

La navaja utilizada en los robos

La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la 'Operación jueves negro', un total de 9 personas como presuntos autores de 3 robos con violencia e intimidación, lesiones, pertenencia a grupo criminal, receptación y tráfico de drogas, tras una investigación en colaboración con las Policías Locales de Son Servera y San Llorenç des Cardessar.

En la madrugada del jueves 2 de julio, cuatro turistas extranjeros fueron asaltados a punta de navaja en las inmediaciones de una discoteca del paseo marítimo de la localidad de Cala Millor. Los autores, un grupo de delincuentes habituales residentes en esa misma localidad, formado por jóvenes de nacionalidad colombiana y española, con abuso de superioridad (por el número de asaltantes) y aprovechando la salida de las víctimas de una conocida discoteca, abordaron con gran violencia primero a una de las parejas de extranjeros, esgrimiendo una navaja que llegaron a colocar en el abdomen del varón, exigiéndoles el dinero y los teléfonos móviles.

Poco tiempo después, asaltaron de la misma manera a otra pareja, a los que esgrimiendo también un arma blanca, les pidieron todas sus pertenencias. Ante la negativa de las víctimas arrebataron el bolso a la chica por la fuerza, tirándola al suelo, provocándole lesiones leves, mientras sometían al varón con la navaja en el cuello ante la amenaza de hacerle daño a su pareja.

El domingo 5 de julio, en el mismo lugar y con mismo modus operandi, asaltaron a un turista alemán que se encontraba disfrutando del ocio nocturno de la zona, este llegó a forcejear con el autor que le amenazaba con el arma blanca, quien, tras ver que la víctima oponía resistencia, intentó clavársela, provocándole cortes defensivos en manos y antebrazos. Finalmente la víctima pudo arrebatarle la navaja y huir.

Tras los graves hechos expuestos, agentes de la Guardia Civil de Artà llevaron a cabo las gestiones oportunas para la completa identificación de los nueve autores de los asaltos, en las que colaboraron activamente los miembros de las diferentes policía locales limítrofes.

Uno de los autores portaba en el momento de su detención una pistola de aire comprimido de gran parecido a un arma de fuego real.

El arma blanca utilizada para cometer los hechos también fue incautada, la cual ha sido identificada por las víctimas como la utilizada para la intimidación por ser muy característica. También se han requisado prendas que portaban los autores en el momento de cometer los hechos que han sido reconocidas por los denunciantes.

Uno de los teléfonos móviles robados pudo ser recuperado y devuelto a su propietario. Otro teléfono fue canjeado por marihuana a otro de los implicados, que fue detenido por receptación y tráfico de drogas.