La delegada del Gobierno en Illes Balears condena la muerte por violencia de género ocurrida esta madrugada en Sant Jordi (Palma)

Al mediodía se ha guardado un minuto de silencio en la sede central de la Delegación del Gobierno y en cada uno de los edificios de la Administración Periférica

31-07-2015

Autoridades y empleados en el minuto de silencio en Delegación

La delegada del Gobierno en Illes Balears, Teresa Palmer, expresa su más enérgica condena y repulsa por la última muerte por violencia de género ocurrida esta madrugada cerca de la localidad de Sant Jordi, en el término municipal de Palma. La víctima es una mujer española de 33 años de edad, G.V.R., y su presunto agresor su ex pareja sentimental, J.S.F., también español de 38 años, que ha sido detenido.

Poco después de las 4 horas se ha tenido conocimiento del hallazgo de la agresión con arma blanca sufrida por G.V.R., presuntamente a manos de su ex compañero sentimental en el domicilio de la víctima en Palma. No existían antecedentes ni denuncias previas de malos tratos. No tenían hijos.

La Delegación del Gobierno insiste en hacer un llamamiento a todas las víctimas de malos tratos a denunciar a sus agresores como principal medida para luchar contra esta lacra social. España dispone de numerosos recursos contra la violencia de género, desde el 016, un número de teléfono gratuito y confidencial, a la asistencia jurídica gratuita a todas las víctimas, con independencia de su situación económica.

Este mediodía se ha guardado un minuto de silencio en la sede central de la Delegación del Gobierno, encabezado por el secretario general de la Delegación, Evelio Antich; el jefe superior de la Policía Nacional en Illes Balears, Antonio Jarabo; y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat; así como en cada uno de los edificios de la Administración Periférica.

Se trata de la primera muerte por violencia de género en Illes Balears en 2015. El año pasado hubo que lamentar tres fallecidas por el mismo motivo en el Archipiélago.