La DGT pone en marcha una campaña de vigilancia de las distracciones al volante

31-05-2013

 Entre el 3 y el 9 de junio

La DGT pone en marcha una campaña de vigilancia de las distracciones al volante


• En la campaña de 2012, fueron vigilados en la Comunitat Valenciana 49.482 vehículos. De ellos, 1.034 fueron denunciados
• La distracción aparece como factor concurrente en un 53% de los accidentes con víctimas mortales en 2011 en la Comunitat.

 

 

La Dirección General de Tráfico pondrá en marcha entre los días 3 y 9 de junio una nueva campaña dedicada a la vigilancia de las distracciones al volante. La Guardia Civil de Tráfico intensificará los controles para trasladar a la sociedad la necesidad de mantener la máxima atención durante el tiempo de conducción.

El objetivo es concienciar a los ciudadanos de la importancia de una conducción responsable. Pero va dirigida también a otros colectivos, como los peatones, en los que se observa imprudentes comportamientos, especialmente en el casco urbano.

En el año 2011, la distracción aparece como factor concurrente en un 39% de los accidentes con víctimas (46% en vías interurbanas y 34% en vías urbanas) a nivel nacional. Este porcentaje se incrementa si sólo se contemplan accidentes con víctimas mortales. Así, por ejemplo, en la Comunitat Valenciana en 2011, la distracción supuso un elemento concurrente en un 53% de los accidentes con víctimas mortales.

Las distracciones se producen principalmente por el uso indebido de teléfonos móviles, navegadores y otros dispositivos que se han añadido a los motivos tradicionales de distracción, como leer un diario o un mapa mientras se conduce, tratar de expulsar un insecto del coche o fumar al volante. Otros factores relacionados con las distracciones son: la fatiga y la somnolencia, el estrés, la ansiedad o la depresión, la edad avanzada, el consumo de alcohol y ciertas características de personalidad.

El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de vía, coche con el vehículo precedente o atropello. Cuanto mayor es la velocidad de vehículo, menor es el margen de reacción que tiene el conductor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que se concentre en la tarea de conducir.

El artículo 65 del Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, modificado por la Ley 18/2009, establece que se considera infracción grave: conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción y conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores
o cualquier otro sistema de comunicación. La citada infracción se castiga con una multa de 200 euros en su artículo 67.

Además la Ley del Permiso por puntos establece que “conducir utilizando manualmente el teléfono móvil, cascos, auriculares o cualquier otro dispositivo incompatible con la obligación de atención permanente a la conducción, supone la pérdida de 3 puntos.” Según consta en los datos del sistema de seguimiento del permiso por puntos a nivel nacional en los cinco primeros años de implantación del permiso por punto, el 9% de las sanciones impuestas lo fue por utilizar el teléfono móvil durante la conducción. En el año 2011 se produjeron 132.948 sanciones por esta causa, lo que supuso una detracción total de puntos de 398.844.

 

Balance de campañas anteriores en la Comunitat Valenciana

La relación de vehículos controlados-denunciados en la Comunitat Valenciana de esta campaña de vigilancia de distracciones al volante en 2010 (8-14 de noviembre) fue 22.318 vehículos controlados y 236 denunciados, lo que supone un 1,06%. En 2011 (4 al 10 de abril), 25.300 vehículos fueron controlados y 344 denunciados, un 1,36%; y en 2012 (5 al 18 de marzo), fueron vigilados 49.482 y denunciados 1.034, un 2,09%.

Por otro lado, en la última campaña de control de uso de elementos de seguridad, que tuvo lugar entre el 5 y 18 de marzo de 2012, en la Comunitat Valenciana fueron controlados 49.482 vehículos de los cuales denunciados 1.034 (2,09 %). A nivel nacional, los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controlaron 855.000 vehículos y denunciaron a 10.889 conductores (1,27%).