La delincuencia en la ciudad de Madrid ha descendido un 3% en lo que va de año

Según los datos facilitados por la delegada del Gobierno en Madrid durante las reuniones del Consejo y de la Junta Local de Seguridad

25-06-2012

- Cristina Cifuentes ha señalado que “estos positivos resultados, son fruto del esfuerzo conjunto de todas las administraciones públicas y de la estrecha colaboración policial para mejorar los niveles de seguridad ciudadana, desde el convencimiento de que se trata de un factor que incide de manera decisiva en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

Madrid, 25-junio-2012 Las infracciones penales, es decir, los delitos y faltas que se cometen en la ciudad de Madrid, han descendido un 3% durante los cinco primeros meses del presente año, en comparación con el mismo periodo de 2011, según ha informado la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, en las reuniones del Consejo y de la Junta Local de Seguridad celebradas hoy, que ha copresidido con la alcaldesa, Ana Botella.

Para Cristina Cifuentes, “estos positivos resultados, son fruto del esfuerzo conjunto que venimos desarrollando todas las administraciones públicas y de la estrecha colaboración policial para mejorar los niveles de seguridad ciudadana, desde el convencimiento de que se trata de un factor que incide de manera decisiva en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos”.

En este sentido, Cifuentes ha detallado los tres ejes de actuación en los que está trabajando la Delegación del Gobierno para mejorar los niveles de seguridad ciudadana.

El primer eje tiene por objetivo garantizar el cumplimiento de la legalidad y el ejercicio de los derechos y deberes democráticos, como elemento básico de la convivencia. En este ámbito, se pretende integrar las reivindicaciones sociales en el contexto de la vida ciudadana, un objetivo que ha definido como “complejo” si se tiene en cuenta que entre el 1 de enero y el 15 de junio de este año se han comunicado a la Delegación del Gobierno 1.158 manifestaciones, que han discurrido por las calles de la ciudad.  

El segundo eje de actuación se centra en abordar la problemática de la seguridad ciudadana desde una perspectiva integral, adoptando medidas policiales, pero promoviendo también iniciativas de carácter social.

En este sentido, Cristina Cifuentes ha destacado dos actuaciones concretas: Lavapiés y Cañada Real Galiana.

En cuanto al barrio de Lavapiés, ha anunciado que el próximo miércoles, día 27 de junio, a las 10 de la mañana, se constituirá en la sede de la Delegación del Gobierno la Mesa para la elaboración y seguimiento del Plan de Mejora de la Seguridad y la Convivencia.

La Mesa es un órgano de participación y diálogo, promovido por la Delegación, al que están convocadas todas las administraciones públicas, responsables policiales, asociaciones de vecinos y de comerciantes, así como otras entidades sectoriales. El objetivo es reflexionar conjuntamente sobre la problemática del barrio y sus causas, analizar propuestas, sumar esfuerzos y coordinar actuaciones para elaborar el Plan de Mejora de la Seguridad y la Convivencia de Lavapiés, una herramienta de trabajo elaborada desde el consenso, que pretende dar respuesta a una realidad muy compleja.

Este Plan, según precisó la delegada, tiene cuatro grandes objetivos: incrementar la vigilancia mediante la coordinación de todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad; potenciar la participación ciudadana en la definición de las actuaciones que sea necesario acometer; impulsar la revitalización social del barrio, y modificar la normativa para incrementar la eficacia policial ante fenómenos como el de las cundas, modificando para ello la Ley de Seguridad Ciudadana, que ya se ha solicitado al Ministerio del Interior.

Cañada Real Galiana Por lo que se refiere a la Cañada Real Galiana, la Delegación del Gobierno ha intensificado la lucha contra el tráfico de drogas, eliminando buen número de los centros de distribución que constituyen el destino de los taxis de la droga, al tiempo que trabaja con otras instituciones en la definición del modelo social que permita abordar su problemática global. Desde enero de 2012 hasta hoy, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han llevado a cabo 9 grandes operaciones contra los clanes de la droga que operaban en la Cañada Real, con 65 detenidos y más de 7 kilos de sustancias estupefacientes decomisados. Además, se han demolido 18 construcciones tipo búnker dedicadas a la venta de droga, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid.

 

La tercera línea de actuación de la Delegación del Gobierno en materia de seguridad ciudadana, presta una especial atención a la lucha contra las actividades delictivas que, por sus características, perjudican más gravemente a colectivos sociales especialmente vulnerables, como es el caso del proxenetismo que tiene por escenario distintas zonas de Madrid. En este sentido, a lo largo de este año se han realizado cuatro grandes operaciones contra bandas dedicadas a la explotación sexual de mujeres, dos de ellas en el polígono Marconi, en las que se ha detenido a 56 personas, y se ha imputado a otras seis.

La seguridad, elemento vertebrador Cristina Cifuentes hizo especial hincapié en que pese a los positivos datos estadísticos, “es necesario que todos sigamos trabajando en la mejora permanente de la seguridad ciudadana, porque la seguridad no es concepto de carácter técnico únicamente vinculado a la actividad policial y que empieza y acaba en sí mismo, sino un elemento vertebrador de todas las dinámicas ciudadanas, y del que depende su adecuado funcionamiento”.

“Porque si existe un elemento definidor del grado de desarrollo de una sociedad y un referente esencial de sus niveles de convivencia –afirmó la delegada- no cabe duda de que uno de los más relevantes es el de la seguridad. Se trata de un factor que, junto a otros especialmente notables, como las infraestructuras del transporte o los equipamientos, tienen muy en cuenta las empresas para tomar decisiones de localización, los ciudadanos para fijar su residencia, o las instituciones y organismo cuando tienen que elegir un marco adecuado para sus actividades, y ni que decir tiene en la designación de una sede olímpica”. En este sentido, Cifuentes apuntó que “la seguridad es economía, porque de ella depende que las empresas y servicios puedan funcionar adecuadamente; la seguridad es competitividad, porque un mayor o menor índice de delincuencia incrementa o disminuye el atractivo de una ciudad como destino turístico, inversor o sede de cumbres deportivas; la seguridad es sostenibilidad social, porque constituye la mejor muestra del cumplimiento de los derechos y deberes que libremente nos hemos dado en el marco de una sociedad democrática; la seguridad es, ante todo, calidad de vida, porque si estamos y nos sentimos seguros, podremos disfrutar con tranquilidad y libertad de nuestras viviendas y de nuestros espacios públicos”.